Chile: Astronomía en un país Sísmico

CTIO

Chile es un país que, por sus favorables condiciones climáticas, seguridad y estabilidad gubernamental, alberga una gran cantidad de importantes observatorios científicos. Algunos de estos llevan ya bastante tiempo funcionando, como el observatorio La Silla (ESO), el observatorio Cerro Tololo (AURA) o el observatorio Paranal (VLT). Otros son un poco mas recientes, como el observatorio Gemini Sur o el SOAR, y hay otros que están próximos a establecerse como el proyecto ALMA y APEX, que consisten en radio telescopios, el LSST, que se convertirá en una especie de supercámara fotografica que hará tomas espectaculares del espacio y, el posible E-ELT que se convertirá en telescopio mas grande del mundo.

Sin embargo había un factor que parecía haber estado olvidado y que el pasado terremoto de 8,8 que afecto la zona centro-sur del país nos lo recordó, Chile es un país sísmico. A raíz de esto surge la pregunta, ¿Como es que los observatorios, siendo tan fragiles, resisten a los movimientos telúricos?

Observatorio La Silla

Como es propio de instituciones científicas de tanto prestigio, esta característica de Chile fue tomada en cuenta al momento de diseñar los observatorios. Anil Ananthaswamy lo explica mejor en su libro The Edge of Physics, dice: “El espejo primario (del Very Large Telescope, en Paranal) tiene 18 centímetros de grosor. Debido a su peso, la forma precisa del espejo puede estropearse cuando está inclinado, por lo que 150 accionadores bajo el espejo contínuamente lo empujan y o tiran al menos una vez por minuto para asegurarse que la curvatura óptima se mantenga. Más impresionante que los accionadores son las abrazaderas en los bordes del espejo, que pueden levantar el espejo (sus 23 toneladas completas) desde los accionadores y asegurarlo a la estructura de apoyo del telescopio en caso de un terremoto (sismos moderados, de menos de 7,75 Richter no son raros aquí debido al constante choque de las placas de Nazca y Sudamericana). El telescopio completo está diseñado para balancearse durante un terremoto, y asegurar los espejos para prevenir que se golpeen con los tubos metálicos que hay alrededor.”

Ahora bien, en lo que concierne al terremoto del 27 de Febrero, este afecto a 5 regiones del país desde Santiago hacia el sur, por lo que los observatorios, tanto turísticos como científicos, no sufrieron ningún daño. Robert Naeye, Editor en jefe de la revista de astronomía Sky and Telescope, escribió lo siguiente: “A pesar del terrible terremoto, Chile sigue siendo un lugar maravilloso para el turismo astronómico, especialmente debido a que las regiones que son de mayor interés para astrónomos amateur están en el norte de Chile, que prácticamente no sufrió daño a causa del terremoto.”

Daniel Luna, Product Manager

Deja un comentario

Envia mensajes desde Messenger app