Obsevatorio La Silla

El Observatorio La Silla, ubicado 600 kilómetros al norte de Santiago de Chile y a una altitud de 2.400 metros, ha sido un emblema de ESO desde la década de los ´60. Aquí, ESO opera varios de los telescopios de cuatro metros de diámetro más productivos en el mundo.

El New Technology Telescope (NTT) de 3,58 metros estableció nuevos parámetros para la ingeniería y el diseño de telescopios y fue el primero en el mundo en tener un espejo principal controlado por un computador (óptica activa), una tecnología desarrollada en ESO y aplicada ahora en la mayoría de los grandes telescopios del mundo.

El Telescopio ESO de 3.6 metros alberga hoy al buscador de planetas extrasolares más importante del mundo: HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher o Buscador de Planetas con Velocidad Radial de Alta Precisión) un espectrógrafo con precisión inigualable.

El Observatorio La Silla es el primer observatorio a nivel mundial en obtener la certificación ISO 9001 sobre Sistema de Gestión de Calidad, por parte de la Organización Internacional para la Normalización. La infraestructura de La Silla también es utilizada por muchos de los estados miembros de ESO para proyectos específicos, tales como el telescopio suizo Euler de 1,2 metros, el Rapid-Eye Mount (REM) y el buscador de explosiones de rayos gamma TAROT; existen también instalaciones para todo tipo de usuarios, como el telescopio Mark Planck de 2,2 metros y el telescopio danés de 1,5 metros. El Wide Field Imager de 67 millones de pixeles, en el telescopio de 2,2 metros, ha obtenido numerosas imágenes de objetos celestes, algunas de los cuales se han convertido en íconos.

Con cerca de 300 publicaciones anuales con menciones atribuibles al trabajo del observatorio, La Silla continúa a la vanguardia de la astronomía. La Silla ha conducido a una enorme cantidad de descubrimientos científicos, incluyendo varias primicias. El espectrógrafo HARPS es el principal descubridor de planetas extrasolares de baja masa. Detectó el sistema alrededor de Gliese 581, que contiene lo que podría ser el primer planeta rocoso en una zona habitable que se conozca fuera del Sistema Solar. Muchos telescopios en La Silla cumplieron un rol crucial en relacionar explosiones de rayos gamma – las explosiones más energéticas en el Universo desde el Big Bang – con las explosiones de estrellas masivas. Desde 1987, el Observatorio La Silla de ESO también ha desempeñado un papel importante en el reciente estudio y seguimiento de la supernova más cercana: SN 1987A .

El Observatorio La Silla está ubicado en el borde del Desierto de Atacama chileno, una de las regiones más áridas y solitarias del mundo. Al igual que otros observatorios en esta área geográfica, La Silla está ubicada lejos de fuentes de contaminación lumínica y, tal como el Observatorio Paranal, que alberga al Very Large Telescope, posee uno de los cielos nocturnos más oscuros del planeta.

Información extraída de la página oficial de ESO.

http://www.eso.cl/la_silla.php

Deja un comentario

Envia mensajes desde Messenger app